Roland Garros

Carreño se cruza con Djokovic en los cuartos de Roland Garros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El tenista español Pablo Carreño se unió a Rafa Nadal como representante de la ‘Armada’ en los cuartos de final de Roland Garros, tercer y último ‘Grand Slam’ de la temporada, tras deshacerse con solvencia del alemán Daniel Altmaier (6-2, 7-5, 6-2) y citarse con el serbio Novak Djokovic.

Después de tener que esperar hasta pasadas las 20.30 horas para poder jugar y tener que hacerlo en la Philippe-Chatrier y no en la Suzanne-Lenglen como estaba previsto por culpa de la climatología, el asturiano se mostró muy sólido ante el germano, clasificado desde la previa y que se vino abajo tras perder un segundo parcial que parecía tener ganado.

El de Gijón consiguió meterse entre los ocho mejores del ‘grande’ parisino por segunda vez en su carrera, tras hacerlo en 2017 cuando tuvo que abandonar ante Rafa Nadal, y lo hizo con buen tenis (44 golpes ganadores por 27 errores no forzados) y un pequeño susto cuando tuvo que ser atendido al inicio de la tercera manga, al parecer por un problema estomacal.

Carreño empezó muy fuerte ante Altmaier, al que desarboló con un tenis muy fino desde el fondo de la pista, ante el que no tuvo respuesta el alemán. Dos ‘breaks’ seguidos y la solvencia con el saque le permitieron al español cerrar el primer set sin problemas.

El alemán, que hasta ahora no había perdido ni un parcial en París, reaccionó de forma inmediata y ofreció su mejor tenis, con un revés a un mano muy dañino. Logró romper en el sexto juego y se puso 5-2 cuando contra todo pronóstico entró en una ‘pájara’ tenística, reflejada sobre todo cuando sacaba para ganar el parcial. El asturiano recuperó la desventaja y acabó llevándose cinco juegos seguidos para ponerse 2-0.

Entonces, Carreño tuvo que pedir asistencia médica, pero todo quedó en un susto porque no afectó demasiado a su sólido juego, mientras que su rival ya empezaba a bajar algo los brazos. El gijonés se hizo con los cuatro primeros juegos y sentenció sin problemas.

Otra vez Djokovic

Ahora, Carreño tendrá una particular revancha en cuartos de final contra el serbio Novak Djokovic, que sólo tiene una derrota en su haber esta temporada, la polémica descalificación que sufrió ante el asturiano en el pasado US Open tras dar un pelotazo a un juez de línea.

El serbio ya ha dejado atrás aquel incidente y camina con paso firme y demoledor por la arcilla roja parisina. Este lunes afrontaba su primer examen serio en el torneo, ante el ruso Karen Kachanov, decimoquinto favorito, y lo solventó con mucha autoridad en tres sets por 6-4, 6-3, 6-3.

El de Belgrado, que igualó la marca de Rafa Nadal de 14 cuartos de final alcanzados en Roland Garros, se mostró muy firme ante el moscovita, al que neutralizó en todo momento, apoyado por 44 ‘winners’, la mayoría con un ‘drive’ que le funcionó a la perfección.

El balcánico mandó en las dos primeras mangas y sólo tuvo más problemas en la tercera en la que el ruso le recuperó un ‘break’ y tuvo dos bolas de rotura para ponerse 4-2. No las aprovechó y ya no ganó ningún juego más.

Además, también pasaron entre los ocho mejores el griego Stefanos Tsitsipas, al alza según avanza el torneo, que derrotó al búlgaro Grigor Dimitrov (6-3, 7-6, 6-2), y el ruso Andrey Rublev, campeón en Hamburgo y que encadenó su octava victoria seguida al remontar al húngaro Marton Fucosvics (6-7, 7-5, 6-4, 7-6) en cuatro horas.