Comninos avisa de la necesaria reevaluación del modelo empresarial en el baloncesto

Foto: Europa Press.

El CEO de la Basketball Champions League, Patrick Comninos, ha asegurado que el hecho de que los clubes sigan perdiendo dinero es la muestra de que la estructura empresarial del baloncesto europeo “necesita una reevaluación”, y ha recordado que jugar competiciones continentales no debería ser “una carga, sino una ventaja”.

“Es importante estar hablando de la Basketball Champions League, por supuesto, pero la más importante es poder estar aquí hablando de que el baloncesto ha vuelto y esperando a disfrutar de la final de la competición con todo lo que ha pasado esta temporada. Además, la BCL no ha desviado ni un euro del planteamiento original y, en el mundo actual, eso es casi un aumento”, explicó en un acto con periodistas.

En este sentido, recordó que los clubes recibirán “las mismas cantidades de dinero”. “Necesitan sentir que jugar una competición europea no debería ser una carga, sino una ventaja. Me quedo asombrado por el hecho de que tantos clubes en Europa sigan perdiendo importantes cantidades de dinero. Esto no tiene sentido comercial y no es un modelo comercial viable. Es una advertencia de que la estructura empresarial del baloncesto europeo requiere una reevaluación”, advirtió.

Por otra parte, Comninos destacó la gran relación con la ACB y la actuación de los equipos españoles, especialmente del Hereda San Pablo Burgos, primer equipo en llegar a una final desde la fase de clasificación. “Burgos es una ciudad volcada con el baloncesto y un presidente que transmitía el entusiasmo que hoy les ha llevado a ser el primer equipo de la historia en llegar a una final viniendo de la fase de clasificación”, indicó.

También analizó la presencia de Iberostar Tenerife en la fase final “tras conquistar la primera edición, ser subcampeón en Amberes o albergar la Intercontinental”. “Es nuestro equipo con mejor ranking y siguen compitiendo para estar muy cerca de la victoria final cada temporada, lo que tiene un mérito enorme”, subrayó.

Un ejemplo que siguen proyectos como el del “Casademont Zaragoza que peleará por el tercer puesto y que ponen de manifiesto el poder de la ACB y del baloncesto español y su incidencia en una competición que en la temporada que comienza tendrá el mayor nivel de representatividad de países diferentes en el último cuarto de siglo”.

“La relación de la Basketball Champions League con la liga ACB es extraordinaria. Una muestra de la buena salud de la liga española es la capacidad para tener siempre a sus equipos luchando en nuestras finales. Además, tenemos una gran sintonía con sus dirigentes”, confesó.

Por otra parte, Comninos agradeció al AEK de Atenas su trabajo para que esta fase final a ocho “haya sido posible”. “El lunes evaluaremos esta fase final, pero hasta el momento todos los ‘imputs’ que recibimos son positivos”, expuso.

Por último, pidió “un esfuerzo” al baloncesto europeo para superar la crisis por la pandemia de coronavirus. “Todos sabemos que hay riesgo, pero extremando los protocolos de seguridad hemos demostrado que se pueden celebrar eventos de este nivel, por lo que seguiremos trabajando para que la temporada 2020-21 sea un éxito. Está claro que será una temporada atípica, pero con imaginación se puede seguir caminando y FIBA está en condiciones de hacerlo con la ayuda de todos”, concluyó.