El Osasuna se impone al Celta en El Sadar (2-0)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Foto: Club Atlético Osasuna.

Osasuna logró la primera victoria del curso como local en un encuentro muy trabajado por parte de los de Jagoba Arrasate. Un triunfo que llegó gracias a una versión sólida del equipo en la parte defensiva y acertada en el plano atacante. En el primer tiempo, Roncaglia adelantó a los navarros con un fabuloso gol de larga distancia que se coló por la escuadra. En el tramo final, después de que Osasuna tuviera alguna llegada peligrosa y de que el Celta diera un paso adelante en busca del empate, Calleri cabeceó a gol un disparo desviado de Roncaglia, haciendo un 2-0 que fue definitivo.

El encuentro comenzó con un buen Osasuna que a los tres minutos de juego tuvo una doble ocasión que pudo suponer el primer gol. Torró remató en el primer palo un saque de esquina y un defensor repelió el esférico en la línea de gol. El despeje le cayó a un Iñigo Pérez que disparó desde la frontal del área, pero el balón se marchó rozando el larguero. Tras el primer aviso rojillo, los celestes se acercaron con peligro a los dominios de S. Herrera, pero se toparon con una defensa muy acertada en todas las acciones. Cuando el encuentro atravesaba un tramo de dominio alterno y ausencia de ocasiones, Kike Barja abrió el balón hacia la banda derecha. Roncaglia recibió, avanzó unos metros y, desde larga distancia, disparó con potencia. El esférico tomó una velocidad endiablada y se coló por la escuadra de la portería defendida por un Iván Villar que nada pudo hacer para repeler tal zapatazo.

El 1-0 provocó la reacción del conjunto gallego, que no se vino abajo y siguió intentándolo ante un Osasuna muy aplicado en labores defensivas. Iago Aspas tuvo una ocasión tras una buena jugada individual en la línea de fondo, pero su disparo se topó con el pie de un S. Herrera que repelió la pelota. Minutos después, Roncaglia apareció para desbaratar una clara ocasión de Nolito, que, de no ser por la acción del rojillo, se plantaba solo ante el portero osasunista. En el tramo final del primer tiempo, los de Óscar García empujaron a los navarros a su campo, aunque no lograron la igualada antes del descanso.

Tras el paso por los vestuarios, los de Jagoba Arrasate volvieron a salir con el mono de trabajo para tratar de, al menos, mantener la renta de 1-0. Por su parte, los celestes dieron un paso adelante para intentar conseguir un empate que se les resistiría. Todos los rojillos trabajaron de la mano, tanto en defensa como en ataque y, además de alejar el peligro de la meta de S. Herrera, dispusieron de las mejores ocasiones para aumentar la renta. La buena presión de los navarros se tradujo en recuperaciones y ocasiones claras que no lograron convertir en gol hasta que, en el minuto 76, Calleri puso la sentencia. Roncaglia disparó con la pierna izquierda desde dentro del área. El balón se marchaba sin coger portería, pero el delantero argentino reaccionó de manera ágil y con la cabeza desvió el esférico mandándolo al fondo de la red, haciendo de esa manera su primer gol con la elástica rojilla.

Con el 2-0, Osasuna tuvo el control del partido y no concedió lo más mínimo para conservar una diferencia que con el pitido final se tradujo en tres puntos. De esta manera, los de Jagoba Arrasate suman seis unidades tras haber disputado cuatro partidos en LaLiga Santander. En la próxima jornada, los navarros pondrán rumbo a Ipurúa para medirse al Eibar en la que será la sexta fecha del campeonato. El encuentro está pendiente de señalización.