“Schumacher no puede hablar y se comunica con los ojos”

Foto: Fórmula 1.

Desde el momento en que se accidentó Michael Schumacher han surgido todo tipo de informaciones y rumores sobre su estado de salud. Su círculo íntimo se ha empeñado –con bastante éxito– en mantener un hermetismo absoluto pero también han aparecido personalidades cercanas al ex piloto alemán de la Fórmula 1, siendo la última la modelo italiana Elisabetta Gregoraci.

Gregoraci es la ex pareja de Flavio Briatore, quien fuera jefe del heptacampeón del mundo en su etapa en el equipo Benetton. Actualmente participa en la versión italiana del reality show Gran Hermano VIP y en la casa donde conviven con los otros participantes ha lanzado unas increíbles revelaciones.

“No habla. Se comunica con los ojos. Solo tres personas pueden visitarlo y yo sé quienes son”, dijo Elisabetta en un diálogo en la casa, según consignó el portal Sport Mediaset.

Este dato reafirma las informaciones sobre que el Káiser no puede hablar y que tiene reacciones son muy reducidas, al punto que utiliza su vista para dar señales y comunicarse con las personas que lo acompañan. Y también da un poco de claridad sobre su estado de consciencia, aparentemente más lúcido de lo que se creía.

En dicha conversación, la ex esposa de Briatore –de quien se separó en 2018– también ofreció datos sobre la ubicación del máximo campeón de la historia de la Fórmula 1: “Se mudaron a España y su esposa ha montado un hospital en esa casa”.

El diario MARCA señala que esa casa en la que se encontraría Schumi está ubicada en Villa Yasmin (Mallorca). Es una lujosa mansión que su familia adquirió en 2017 y que había pertenecido antes a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid CF.